Make your own free website on Tripod.com

RETORICAS

Home | Page Title

TEMAS DE RETÓRICA EN LA BIBLIA

 

 

La Retórica en las Sagradas Escrituras * Estúdiela y lo sacará de dudas * Será un  buen discípulo del Señor Jesús *  Sabrá trazar bien la Palabra de Verdad * No será fácilmente  confundido * Podrá entender la BIBLIA en su recta interpretación.

 

Por Fernando Lazcano Gonzalez

 

 

 

La Iglesia de Dios que está en Gálatas 1:13

 

 

 

 

INTRODUCCION

 

Para la iniciación del estudio en cualquier rama de la ciencia, es absolutamente necesario estar en disposición, tener voluntad, ser constante y dedicar la mayor parte del tiempo a los libros, para lograr llevar a cabo con éxito la culminación de una carrera o profesión.

 

Así también para el estudio y recta comprensión de las Sagradas Escrituras se necesita un espíritu respetuoso y dócil, ser amante de la verdad, paciente en el aprendizaje y estar dotado de prudencia.

 

He aquí con qué espíritu reverente y lleno de humildad contemplaban la Palabra de Dios los cristianos contemporáneos del Apóstol Pablo: “Y vosotros  fuisteis  hechos  imitadores  de nosotros y del Señor, recibiendo la palabra con mucha tribulación, con gozo del Espíritu Santo: De tal manera que habéis sido ejemplo a todos los que han creído en Macedonia y en Acaya”. 1a Tesalonicenses 1:6-7.

 

Nosotros debemos, también, recibir la Palabra con gozo, es decir, estudiarla y meditarla para que los ojos de  Jehová estén  sobre nosotros, pues  El dice: “... mas aquél miraré que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra” Isaías 66:2.

 

Esfuércese e iníciese en el estudio de la Biblia con el espíritu de un dócil discípulo del Señor, el cual fue el perfecto Rabí de Galilea y sigue siendo de todo aquel que lo recibe por Maestro.

 

Debe tenerse presente que la mentira y la contradicción no residen en Jesucristo ni en su infalible y bendita Palabra, sino en aquel que por su negligencia no estudia, que tiene la vista muy corta y es ciego; porque “... si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto”.

 

“En los cuales el dios de este siglo cegó los entendimientos de los incrédulos, para que no les resplandezca la lumbre del Evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios”, dice Pablo en 2ª. a los Corintios 4:3-4.

 

Pero el discípulo humilde y obediente que acepta a Cristo por su Maestro y Salvador, conocerá la verdad. “Y decía Jesús a los Judíos que le habían creído: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; Y conoceréis la verdad, y la verdad os libertará”. “Encaminará a los humildes por el juicio, y enseñará a los mansos su carrera. Juan 8:31-32;

Ser amante de la verdad y dejando todo engaño, dice el apóstol Pedro: “Desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual, sin engaño, para que por ella crezcáis en salud”. 1ª Pedro 2:2. El que con este deseo busca la verdad como dice Cristo: “escudriñando las Escrituras”, también la hallará, porque “Pedid y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad y se os abrirá”.

“Porque cualquiera que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se abrirá”. Mateo 7:7-8.

 

Ser además una persona ejemplar en la oración como muchos santos hombres lo mostraron: Moisés, Abraham, Isaac, Jacob, David, Salomón, Daniel, etc., es ser una persona que quiere tener la sabiduría de Dios, para mostrar a los hombres las abundantes riquezas de la gloria de Dios, el cual dice: “Clama a mí, y te responderé, y te enseñaré cosas grandes y dificultosas que tú no sabes”. Jeremías 33:3.

 

La paciencia es necesaria, como dice Pablo en Hebreos 10:36, “para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa”. ¿Porque qué adelanto tendrá en el estudio una persona, inconstante y que fluctúe en el trabajo del Evangelio de Dios? Ninguno. Para ser obrero del Señor, son indispensables estas cualidades, dejando toda avaricia y no ser amante del dinero.

 

Cristo dijo: “escudriñad las Escrituras”, y se vale de esta expresión para denotar el trabajo de un minero que cava la tierra hasta llegar a la profundidad deseada buscando con diligencia el metal preciado con éxito.

 

Las Sagradas Escritura son ricas en su contenido e inagotables en su sabiduría, pues con mucha razón dijo el apóstol Pablo de ellas: “¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán incomprensibles son sus juicios, e inescrutables sus caminos!” Romanos 11:33.

 

Téngase, pues, en el estudio de las Escrituras, tanta paciencia como el labrador espera el precioso fruto de la tierra, hasta que reciba la lluvia temprana y tardía. Santiago 5:7.

 

Obténgase además esa nobleza que caracterizó a los cristianos de Berea, de los cuales dice Pablo: “Y fueron éstos más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras, si estas cosas eran así.“ Hechos 17:11.  

____________

 

Así como es tan necesario en la Biblia, el conocimiento de la Gramática y de  las distintas partes que la componen, así también es necesario el conocimiento de la Retórica, pues sin ninguna regla de éstas no podríamos entender nunca la Palabra de Dios.

 

¿Qué es la Gramática? Arte  de  hablar  y  escribir  correctamente una lengua. La Gramática se divide en cuatro partes: Sintaxis, Prosodia, Analogía y Ortografía.

 

¿Qué es la Sintaxis? Parte de la Gramática, que enseña a coordinar y unir las palabras para formar las oraciones. Divídase en regular y figurada. La primera pide que este enlace se haga del modo más lógico y sencillo. La segunda, autoriza el uso de las figuras de construcción.

 

¿Que es la Prosodia? Según el Diccionario de la Real Academia Española, Prosodia es parte de la Gramática, que enseña la recta pronunciación y acentuación de las letras, sílabas y palabras.

 

¿Qué es la Analogía? Parte de la Gramática, que nos sirve para corregir la descomposición de una frase; analizar la conjugación de los verbos; estudiar los accidentes y propiedades de las palabras. Un accidente gramatical consiste en analizar la alteración que ocurre en la terminación de algunas palabras para considerar su género, número, tiempo y persona.

 

            Género: Forma que reciben las palabras para indicar el sexo: género masculino, género femenino.

            Número: Propiedad que tienen las palabras de representar por medio de ciertas formas, la idea de unidad o de pluralidad, hay dos números: el singular y el plural.

            Tiempo: Modificaciones del verbo que sirven para expresar lo presente, lo pasado y lo futuro.

            Persona: Accidente gramatical que indica quien es la persona que ejecuta la acción del verbo de la oración. Primera persona, la que habla; segunda persona, aquella con quien se habla: tercera persona, aquella de quien se habla. Ejemplo: Cristo  les dijo a sus Apóstoles, “Dejad que los niños vengan a mi” Cristo, primera persona; los apóstoles, segunda persona; niños, tercera persona.

 

¿Qué es la Ortografía? Parte de la Gramática, que enseña a escribir correctamente por el acertado empleo de las letras y de los signos auxiliares de la escritura.

 

¿QUE ES LA RETORICA?

 

Del griego Rhetoriké, Arte de bien decir, de embellecer y adornar la expresión de los conceptos, de dar al lenguaje escrito o hablado eficacia para deleitar, persuadir o conmover; es dicha como disciplina. (Tito 2:10)

 

 

HE AQUI LAS FIGURAS DE LA RETORICA

 

TIPO. El tipo es símbolo representativo de cosa figurada. En el Antiguo Testamento se encuentran muchas de estas figuras, a las cuales en el Nuevo Testamento se les da el nombre de Sombras de los Bienes Venideros. Hebreos 10:1, 8:5. En la Carta a los Hebreos, principalmente,  Pablo hace referencia a los tipos del Antiguo Testamento, por ejemplo: El sumo pontífice que entraba al Lugar Santísimo en el Tabernáculo, prefiguraba a Cristo, quien después de su muerte entró en el mismo cielo Hebreos 9:7, 11, 23 y 26: “Mas en el segundo, sólo el pontífice una vez en el año, no sin sangre, la cual ofrece por sí mismo y por los pecados de ignorancia del pueblo”. “Mas estando ya presente Cristo, Pontífice de los bienes que habían de venir, por el más amplio y más perfecto Tabernáculo, no hecho de manos, es a saber, no de esta creación”. “Fue pues, necesario que las figuras de las cosas celestiales fuesen purificadas con estas cosas: empero las mismas cosas celestiales con mejores sacrificios que éstos”. “De otra manera fuera necesario que hubiera padecido muchas veces desde el principio del mundo; más ahora una vez en la consumación de los siglos para deshacimiento del pecado se presentó por el sacrificio de sí mismo”. “Porque no entró Cristo en el santuario hecho de manos, figura del verdadero, sino en el mismo cielo para presentarse ahora por nosotros en la presencia  de Dios”.

 

Los sacrificios que menciona el Antiguo Testamento prefiguraban al sacrificio de Cristo. Hebreos 10:1-9. El cordero Pascual a Cristo Juan 1:29; en Mateo 12:40 el Señor se refiere al conocido acontecimiento de Jonás con el grande pez, prefigurando su sepultura y resurrección durante los tres días y tres noches que estuvo Jesús en el corazón de la tierra.

SIMIL. El Símil es la figura que consiste en comparar expresamente una cosa con otra, para dar idea viva y eficaz de una de ellas. Por ejemplo, dice el Salmista: “Porque como es tan grande la altura de los cielos sobre la tierra, así engrandeció su misericordia sobre los que le temen”. Salmo 103:11. Otro ejemplo: “Como el padre se compadece de los hijos, se compadecerá Jehová de los que le temen” Salmo 103:13. “El hombre, como la hierba son sus días, florece como la flor del campo, pasó el viento por ella y pereció y su lugar no se conoce más”. Salmo 103:15,16. En estos versos se compara, por una parte, la compasión que los padres sienten por sus hijos, con la que Dios tiene para con los hombres que temen su nombre; y por la otra compara la vida fugaz de la hierba y su flor; con la  vida fugaz  y  efímera del hombre sobre la tierra.  Estas  cosas son muy parecidas, por esto se la da a esta figura el nombre de Símil o Similitud.

 

INTERROGACION. La palabra Interrogación procede de un vocablo latino “interrogata”, que quiere decir “pregunta”. No todas las preguntas son figuras de retórica; es figura de retórica cuando la pregunta encierra una conclusión evidente. El Diccionario de la Real Academia Española define a la Interrogación de la siguiente manera: “Figura de Retórica que consiste en interrogar, no para manifestar duda o pedir respuesta, sino para expresar indirectamente una afirmación, o dar más vigor o eficacia a lo que se dice”. Ejemplo, en Génesis 18:25 encontramos: “...El Juez de toda la tierra ¿no ha de hacer lo que es justo?.

 

Como se puede notar, aquí no está preguntando, sino que se está afirmando que Dios es justo y no le dará el mismo pago al justo que al impío, sino a cada uno según fuere su obra, buena o mala, pues dice en Proverbios 2:21-22 “Porque los rectos habitarán la tierra y los perfectos permanecerán en ella, más los impíos serán cortados de la tierra y los prevaricadores serán de ella desarraigados”. Todo esto equivale a decir que el Juez de toda la tierra hará lo justo.

 

En Hebreos 1:14 dice “¿No son todos espíritus administradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de  salud?”. En este versículo se entiende que no pregunta sino afirma que el Ministerio noble de los ángeles en el cielo y en la tierra es un hecho incontrovertible, según se puede comprobar en el Salmo 103:20-21, que dice: “...que ejecutáis su palabra, obedeciendo a la voz de su precepto. Bendecid a Jehová vosotros todos sus ejércitos, ministros suyos que hacéis su voluntad”.

 

Lo mismo se encuentra en Hebreos 2:3: “¿Cómo escaparemos nosotros si tuviéremos en poco una salud tan grande?”. Aquí no se está preguntando cómo escapar, sino se está afirmando que no escaparemos de la muerte si tenemos en poco lo que Dios nos ha enseñado para podernos salvar.

 

Caso semejante el de Job. 11:7 que dice: “¿Alcanzarás tú el rastro de Dios? ¿Llegarán tú a la perfección del Todopoderoso’”. En este versículo se está afirmando que a Dios nadie le puede ver, ni que ser humano puede vanagloriarse diciéndose que es perfecto.

 

PARABOLA. Del griego “parabolé”, que significa comparación. Parábola es una narración de un suceso fingido, de que se deduce, por comparación o semejanza, una verdad importante o una enseñanza moral. Ejemplo:

 

Mateo 13:3-9, 18-23. Esta parábola tiene por objeto comparar a la simiente que es regada en diversas partes de la tierra con la Palabra de Dios que es expuesta a personas de diferentes caracteres y sentimientos.

 

Comparaciones: El que salió a sembrar representa a Cristo, Mateo 13:37 “Y respondiendo él les dijo: El que siembra la buena simiente es el Hijo del hombre”.

 

La simiente representa la Palabra de Dios, Lucas 8:11 “Esta es pues la parábola: La simiente es la Palabra de Dios”.

 

El campo donde es sembrada la simiente es el mundo, Mateo 13:38 y Marcos 16:15 “Y el campo es el mundo...”. “Y él les dijo: Id por todo el mundo; predicad el Evangelio a toda criatura”.

 

Lo que es sembrado junto al camino (donde la hierba se seca por el continuo pasar de la gente) es comparado con aquel que no entiende la Palabra de Dios y que no le importa además poner atención para comprenderla, Mateo 13:10 y Lucas 8:12 “Oyendo cualquiera la palabra del Reino y no entendiéndola, viene el malo y arrebata lo que fue sembrado en su corazón: éste es el que fue sembrado junto al camino”.

 

Lo que es sembrado en pedregales. “Y que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra y luego la recibe con gozo, mas no tiene raíz en sí, antes es temporal: que venida la aflicción o la persecución por la palabra, luego se ofende”. Así como la semilla regada en las piedras no puede echar raíces y tan luego como el sol sale quema la semilla sin que ésta pueda dar fruto, así es aquel hombre que recibe la Palabra del Todopoderoso; la llega a escuchar con curiosidad, entusiasmo y gozo, pero la arraigada vida al mundo y sus placeres, o por  aflicciones o enfermedades sin aparente solución hace que estas palabras divinas no encuentren cabida en su corazón.

 

La que es sembrada en buena tierra: Mateo 13:23, “Mas el que fue sembrado en buena tierra, éste es el que oye y entiende la palabra y el que lleva fruto: y lleva uno a ciento, y otro a setenta, y otro a treinta”. Esta es la semilla que echa raíces muy profundas, crece y  fructifica; no hay ningún impedimento para su completo desarrollo. Así es comparado el que recibe la Palabra de Dios y que con un sincero arrepentimiento entrega su corazón al Dios de Israel, guarda los Mandamientos del Juez justo, se santifica, se aparta de los honores y fama de este mundo, trabaja en el Evangelio incondicionalmente, ama a su prójimo, observa el Sábado con toda devoción, también las TRES FIESTAS ANUALES y persevera hasta el fin, es fiel hasta la muerte, éste tiene la esperanza de recibir la corona de la vida eterna y estar muy cerca de su Salvador Jesús cuando venga a su Reino.

 

Tenemos también  la parábola de las Diez Vírgenes, cinco de ellas eran prudentes y cinco fatuas, todas tomaron sus lámparas para salir a recibir al esposo.

 

Las vírgenes fatuas tomaron sus lámparas, pero no tomaron consigo aceite porque eran vanidosas, presuntuosas y necias. ¿Qué hicieron las vírgenes prudentes? Mateo 25:4 ¿Qué significa ser prudentes? Avisado, juicioso, previsor, cuidadoso.

 

Cuando llegó el Esposo se abrió la puerta y entraron las vírgenes prudentes a las bodas, y se cerró la puerta. Cuando llegaron las vírgenes fatuas encontraron la puerta cerrada y ya no pudieron entrar al Reino de Dios.

 

¿QUE ES LA HERMENEUTICA? Hermenéutica, del griego Hermenevein, forma parte de la Teología Exegética, que trata de la recta interpretación de las Sagradas Escrituras. El interpretar significa explicar o aclarar el sentido. Tras de la interpretación yace el proceso de indagación. La persona que predica la Palabra de Dios, tiene que examinar las Sagradas Escrituras antes de explicarlas. Pues la primera pregunta debe ser: “¿Qué dice?”, y la segunda “¿Qué significa?”. Muchos de los errores de interpretación han procedido de la negligencia en averiguar principalmente lo que dice la Biblia. Acordémonos de que es un Libro escrito para toda la raza humana, para los pobres e ignorantes, lo mismo que para los ricos y educados. El mensaje del amor de Dios hacia el pobre pecador no fue escrito en el lenguaje de los colegios y universidades que la gente común no pudiese comprender. Al contrario, fue escrito en lenguaje tan simple y sencillo que un niño puede comprenderlo, y se esconde de los sabios y sagaces de este mundo que no quieren humillarse para aprender de Dios. Mateo 11:25; 1a Corintios 1:26-29.

 

¿QUE ES UN HEBRAISMO? Perteneciente a la Ley Judía. Por hebraísmo se entienden ciertas expresiones y giros propios del idioma hebreo que ocurren en las traducciones de la Biblia. Por ejemplo: en el libro del Génesis Cap. 6 verso 12, dice: “Toda carne había corrompido su camino sobre la tierra”; tomando aquí las voces carne y camino en sentido literal, pierden por completo su significado, pero tomándolo en el sentido espiritual, al usarse como figuras, entendemos: carne como persona, y camino como costumbre o modo de proceder. De modo que entenderíamos: “Toda persona había pervertido sus costumbres”. El Rey David nos da una visión muy clara respecto a esto en el Salmo 14:2-3.

 

Otro ejemplo de hebraísmo lo podemos ver en San Juan 6:27, en donde nos dice: “Trabajar no por la comida que perece, mas  por  la  comida  que a vida eterna permanece...”. Si tomamos estas palabras en el sentido recto de las voces, podríamos entender que no trabajemos para ganarnos el pan de cada día, pero siendo así, habría contradicción con lo que dice el apóstol Pablo en la Segunda Epístola a los Tesalonicenses Cap. 3:10: “Porque aun estando con vosotros, os denunciábamos esto: Que si alguno no quisiere trabajar, tampoco coma”. También, en un principio, Dios le dio al hombre una ley: “En el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra...”. Génesis 3:19.

 

Entonces el hebraísmo que se encuentra en San Juan 6:27 equivale a decir: “Trabajad no solamente por la comida que perece, sino principalmente por la comida que a vida eterna permanece...”. San Mateo 6:33 nos ayuda a entender mejor este hebraísmo; también considere San Mateo 4:4.

 

Otro ejemplo de hebraísmo lo vemos en Génesis 8:4, donde nos habla del diluvio, diciéndonos que cuando las aguas descendieron, el arca de Noé reposó en los Montes de Armenia, con esto nos hace pensar que el arca ha de haber sido muy grande, de tal manera que, al asentar, abarcó varios montes de esa montaña; pero lo que nos quiere decir el texto de Génesis 8:4 es esto: Que el arca reposó en uno de los Montes de Armenia.  También se puede usar en este pasaje la figura de la Sinécdoque, que consiste en poner el todo por la parte. Puede ver otros hebraísmos en Hechos 5:1-4 Efesios 6:12 San Juan 20:17.

 

PARADOJA: Del latín, palabra formada por dos vocablos: PARA que significa contra, y DOXA, opinión o creencia.  Es una figura de retórica, en la que se hace una proposición o declaración contraria a la opinión común, suena al oído como algo increíble o imposible, ejemplo; en el Evangelio de Lucas 14:26 dice: “Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre y madre, y mujer e hijos, y hermanos y hermanas y aún también su vida, no puede ser mi discípulo.

 

Si tomamos este texto en el sentido directo de las voces lo tomaríamos como imposible, como una contradicción, siendo que el Señor Jesús nos vino a enseñar el amor a Dios y al prójimo.  Aquí la palabra aborrecer se toma como amar menos, como en Génesis 29:30-31, donde nos dice que Jacob amó más a Rachel que a Lea, diciendo que Jehová vio que Lea era aborrecida. Si quiere ver el significado de Lucas 14:26, vea Mateo 10:37 donde dice “El que ama padre o madre más que a mí, no es digno de mí”, con esto nos quiere decir que amemos más a Dios que a nuestros seres queridos, sin dejar de amarlos a ellos. Compare Efesios 6:1-3 con Marcos 12:30.

 

Otra paradoja al decir Cristo a Nicodemo: “De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere otra vez, no puede ver el Reino de Dios”. Juan 3:3. ¿Cuál sería la opinión común?: “¿Cómo puede el hombre nacer siendo viejo? ¿Puede entrar otra vez en el vientre de su madre y nacer?”, Juan 3:4.  ¿Cuál sería la paradoja?: “De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere otra vez, no puede ver el Reino de Dios”, Juan 3:3.  ¿Cuál sería el significado?: “De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, (que viene siendo: Nacer otra vez), no puede entrar en el Reino de Dios”, Juan 3:5.

Si se tomara literalmente esta proposición que parece que está contra la opinión común, sería imposible de entender.  El sentido espiritual es tener una nueva vida con relación a Dios, Efesios 4:22-24; 2a. Corintios 5:17.

 

Otro ejemplo de paradoja lo puede ver en San Juan 6:54, 56, donde sería la paradoja.  La opinión común la puede ver en San Juan 6:52.

 

ENIGMA: Esta figura de Retórica consiste en mostrar una descripción en términos obscuros.  Es una especie de alegoría o adivinanza.  Su solución es difícil de comprender.  Tenemos un  ejemplo en el libro de Jueces 14:14, en donde Samsón propuso un Enigma a los Filisteos y les dijo lo siguiente: “Del comedor salió comida y del fuerte salió dulzura”; Samsón había hecho un trato, si los Filisteos declaraban el enigma a Samsón, éste les daría treinta sábanas y treinta mudas de vestidos, si no, ellos darían a Samsón las prendas.  Los Filisteos no lo pudieron declarar, por lo cual dijeron a la mujer de Samsón: “Induce a tu marido a que nos declare este enigma, porque no te quememos a ti y a la casa de tu padre”, Jueces 14:15.

 

La mujer de Samsón le lloró y le suplicó para que le declarara el Enigma, a lo que Samsón le dijo:  He aquí que ni a mi padre ni a mi madre lo he declarado, y ¿habíalo de declarar a ti? Jueces 14:9. Pero llorándole su mujer a Samsón durante siete días, logró que éste le declarara el Enigma, Jueces 14:17.  Así fue como la mujer de Samsón declaró a los Filisteos el enigma, y estos pudieron declararlo a Samsón, por lo cual Samsón tuvo que dar a los Filisteos las treinta sábanas y treinta mudas de vestidos Jueces 14:13, del despojo de treinta hombres de Ascalón que Samsón hirió Jueces. 14:20.

 

¿Cuál fue el Enigma que Samsón propuso a los Filisteos? Jueces 14:14 Del comedor salió comida, y del fuerte salió dulzura”. ¿Qué fue lo que contestaron  los  Filisteos a  Samsón  con  la ayuda de su  esposa?.  “¿Qué cosa más dulce que la miel? ¿y que cosa más fuerte que el león?” Jueces 14:18.  Este enigma que Samsón propuso a los Filisteos, ¿de qué experiencia se le ocurrió? De cuando Samsón descendió con su padre y su madre a Timnah para pedir a la mujer que le había agradado y cuando llegaron a las viñas de Timnah, un cachorro de león quería atacarlo, y sin ninguna arma en la mano de Samsón, éste lo despedazó, y después de algunos días para tomar a su mujer, yendo por el camino apartóse de sus padres para ver el cuerpo muerto del león, y he aquí en el cuerpo muerto del león un enjambre de abejas, y un panal de miel.  Jueces 14:1-8; así pues, de este suceso se le ocurrió este enigma: Del fuerte (el león), salió dulzura (la miel).

 

¿Qué significado podemos ver en este enigma? ¿Qué simboliza el león? ¿Qué simboliza la miel?, en Génesis 49:9 dice: “Cachorro de león Judá: De la presa subiste, hijo mío: Encorvóse, echóse como león.  Así como león viejo; ¿quién lo despertará?, y en el verso 10 declara que es Shilo, que significa Mesías.

 

“No será quitado el cetro de Judá, y el legislador de entre sus pies, hasta que venga Shiloh; y a él se congregarán los pueblos” Génesis 49:10

 

En Apocalipsis 5:5 ya nos dice más claramente que la Raíz de David que ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos es el León de la tribu de Judá, refiriéndose a Cristo, El es el fuerte y valiente, que dice el Salmista: “¿Quién es este rey de gloria?.

 

Jehová el fuerte y  valiente, Jehová el poderoso en batalla”, Salmo 24:8. Del fuerte, que es Cristo, salió la miel, ésta es la Palabra de Dios, pues dice el salmo 119:103, “¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras!  Más que la miel a mi boca”. También de los mandamientos de Dios dice el mismo rey David: “Y dulces más que miel, y  que la  que destila del panal”, Salmo 19:10

 

Samsón, al entregarles las prendas a los Filisteos, les dijo: Si no  araseis con mi novilla, nunca hubierais descubierto mi enigma, refiriéndose a su esposa. Jueces 14:19. La novilla está simbolizando a la Iglesia de Dios y el arado es el camino de la  verdad, si no hubiéramos llegado al arado nunca hubiéramos conocido la verdadera doctrina, así que debemos de arar con la novilla, pero recordemos lo que nos dice Jesús: “Ninguno que poniendo su mano al arado mira atrás, es apto para el reino de Dios”, Lucas 9:62; porque nos pasaría lo mismo que a la mujer de Lot, Génesis 19:26.

 

ORATORIA: La oratoria es parte de la Retórica, que tiene por objeto convencer, deleitar, persuadir y conmover los sentimientos del corazón del hombre, para que ame y tenga temor a Dios. Dijo el Señor Jesús: “El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos con él morada”. Juan 14:23.  Veamos también Job. 28:28. Y dijo al hombre. He aquí que el temor del Señor es la sabiduría, y el apartarse del mal la inteligencia.

 

Así que para hablar bien la Palabra de Dios debemos adornarla con ella misma, pues tenemos muchos recursos para poder hacerlo. Dice Pablo a Timoteo: “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que traza bien la palabra de verdad”. 2a Timoteo 2:15.

 

El apóstol Pedro agrega: “Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios;...”  1a Pedro 4:11.

 

El apóstol Pablo también dice a los Corintios: “Y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, mas con demostración del Espíritu y de poder”.

 

“Para que vuestra fe no esté fundada en sabiduría de hombres, mas en poder de Dios. Empero hablamos sabiduría entre perfectos; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que se deshacen: mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria”. 1a Corintios 2:4-7.

 

Así que hablemos conforme a la oratoria de la Biblia, el profeta Isaías nos da un consejo para hacerlo: “Porque mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito  allí, otro poquito  allá”. Isaías 28:10. No hablemos nuestras propias palabras. 1a Corintios 2:12-13 dice: “Y nosotros hemos recibido, no el espíritu del mundo, sino el Espíritu que es de Dios, para que conozcamos lo que Dios nos ha dado; lo cual también hablamos, no con doctas palabras de humana sabiduría, mas con doctrina del Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual”.

 

MONOLOGO: Del griego monos, que significa único; logos del griego, que significa discurso, narración. El Diccionario de la Real Academia Española nos da la siguiente definición: Discurso que se dirige uno a sí mismo, o escena dramática en que sólo  habla un personaje. Al monólogo también se le define como soliloquio.

 

Tenemos un ejemplo en la parábola del Mayordomo Infiel. (Mayordomo, esta palabra se compone  de dos vocablos: del latín, major, mayor; y domus, casa. (criado principal de casa grande) Miren cómo empieza la narración en Lucas. 16:1-2: “Y dijo también a sus discípulos: Había un hombre rico, el cual tenía un mayordomo, y éste fue acusado delante de él como disipador de sus bienes. (Tome la Biblia y coteje los textos).

 

Y le llamó y le dijo: ¿Qué es esto que oigo de ti? Da cuenta de tu mayordomía, porque ya no podrás más ser mayordomo.”

 

Este, al verse descubierto en el mal manejo de los bienes que le había confiado el hombre rico, pensó y habló consigo mismo.

 

He aquí el monólogo: “Y dijo dentro de sí: ¿Qué haré? Que mi señor me quita la mayordomía. Cavar no puedo; mendigar, tengo vergüenza. Yo sé lo que haré para que cuando fuere quitado de la mayordomía, me reciban en sus casas,” Lucas 16:3-4. refiriéndose a los deudores de su señor.

 

Este mayordomo se hizo rico a costa de los bienes de su señor, y además quiso justificarse con los deudores de su amo, reduciéndoles sus deudas para que cuando fuere destituido de su cargo, lo recibieran en sus casas, pues no quiso trabajar ni mendigar. Evangelio de Lucas 16:3-7.

 

El hombre rico de la parábola “alabó” (con ironía) a su administrador, no por haber hecho una cosa buena, sino  por su habilidad que tuvo para engañar a los deudores. Lucas 16:8.

 

Hacerse rico por disponer de lo ajeno y por medio del engaño es llamado aquí “riquezas de maldad” San Lucas 16:1, 5-7.

 

 Comparando aquí el v. 4 con el v. 9, el Señor Jesús, a las casas, les da el nombre de moradas eternas, dando a entender al mayordomo infiel que su vida sería efímera, esto es, de corta duración.

 

¿El Señor Jesús da un consejo justo al decir “Haceos amigos de las riquezas de maldad?” ¿Verdad que no? Por eso vea Job. 8:3.: ¿Acaso pervertirá Dios el derecho, o el Todopoderoso pervertirá la justicia?”.

 

También veamos Génesis 18:25 “Lejos de ti hacer tal, que hagas morir al justo con el impío, y que sea el justo tratado como el impío; nunca tal hagas. El juez de toda la tierra, ¿No ha de hacer lo que es justo?”.

 

Por eso cuando el Señor Jesús les dice a sus discípulos: “Haceos amigos de las riquezas de maldad”... no les está dando una orden, les está haciendo una advertencia para que no lo hagan, porque ¿Quién les va a dar la vida eterna con estas injusticias?  Esto no lo dijo el Señor Jesús directamente por sus discípulos, sino principalmente por los Fariseos que estaban oyendo estas cosas. Lucas 16:14. “Y oían también todas estas cosas los Fariseos, los cuales eran avaros, y se burlaban de El”.

 

Por eso el Señor Jesús agrega en su parábola: “Pues si en las malas riquezas no fuisteis fieles, ¿quien os confiará lo verdadero?.

 

“Y si en lo ajeno no fuisteis fieles, ¿quién os dará lo que es vuestro?” Lucas 16:11-12. El Señor Jesús agrega para un mejor entendimiento: “El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel: y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto”. Lucas 16:10.

 

Los Fariseos se querían  hacer muy justos delante de los hombres, como el mayordomo delante de los deudores, por eso el Señor Jesús les dice: “Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres, mas Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación” Lucas 16:15.

 

La posición del mayordomo respecto de su amo es exactamente la nuestra con respecto a Dios. Tengamos mucho cuidado con los bienes del Señor, no seamos encajosos ni abusivos, no rebasemos los límites, pues dice el apóstol Pablo en 1ª. Tesalonicenses 4:6. “Ninguno oprima ni engañe en nada a su hermano: porque el Señor es vengador de todo esto, como ya hemos dicho y protestado”. Dice también en Gálatas 6:7-8. “No os engañéis: Dios no puede ser burlado: que todo lo que el hombre sembrare, esto también segará”.

 

“Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna”.

 

¿Podemos servir al mismo tiempo a Dios y a las riquezas?, pues no. Lucas 16:13. “Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o se allegará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas”.

 

El mayordomo infiel quedó mal con Dios por querer quedar bien con las riquezas de maldad.

 

APOSTROFE: El apóstrofe se asemeja mucho a la personificación o prosopopeya. La palabra apóstrofe procede del latín apostrophe                                    y ésta del griego apo, que significa de, y strepho que quiere decir volverse.

 

El vocablo indica que el predicador se vuelve de sus oyentes inmediatos para dirigirse a una persona o cosa ausente o imaginaria. El Diccionario de la Real Academia Española nos proporciona la siguiente definición: Figura de la Retórica que se efectúa cuando se corta el discurso para dirigir la palabra con vehemencia  (impetuosidad o arrebato) a una persona o cosa presente o ausente, viva o muerta o a seres abstractos o inanimados. Ejemplo: Cuando el apóstol Pablo está hablando a los Corintios de la resurrección y de la transformación de los cuerpos de aquellos que han muerto en la fe de Jesús, de pronto corta el hilo de la explicación para decir: ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro tu victoria?.  1a Corintios 15:55.

 

Otro ejemplo cuando Dios dice en Deuteronomio 32:1, “Escuchad, cielos, y hablaré; oiga la tierra los dichos de mi boca“. Estas palabras nos recuerdan al profeta Jeremías cuando dice con vehemencia: ¡Tierra, tierra, tierra! Oye  palabra de Jehová. Claro, aquí está personificando a la tierra como si oyera; pero realmente se está refiriendo al hombre que es hecho del polvo de la Tierra. Jeremías 22:29; Génesis 2:7.

 

Otro ejemplo de apóstrofe, cuando el Señor Jesús reclama la muerte de sus profetas que fueron enviados para hablar la Palabra de Dios, dice: “¡Jerusalem, Jerusalem, que matas a los profetas, y apedreas a los que son enviados a ti! ¡Cuántas veces quise juntar  tus hijos, como la gallina junta sus pollos debajo de las alas, y no quisiste!” Mateo 23:37. Claro, se está refiriendo a su pueblo Israel que vivía en Jerusalem.

 

TRADICION: Transmisión oral de las costumbres ordenadas por los hombres conforme a los elementos del mundo, en el sentido de lo terrenal, carnal y externo. Apego a lo material y mundano.

Ejemplo: Hacer un culto voluntario, inventado e ideado por la voluntad propia del hombre y no de Dios.

 

No comer carne, ni tocarla en días señalados por los hombres, como también dar un duro trato del cuerpo, hasta sangrarse las rodillas caminando kilómetros y kilómetros. Colosenses 2:20 al 23. Estas y muchas costumbres más, como la celebración de los días para hacer intercambio de regalos; hacer cenas, banquetes, obsequiar juguetes a los niños, etc., etc. El apóstol Pablo dice en Colosenses 2:8 “Mirad que ninguno os engañe por filosofías y vanas sutilezas (adular, deleitar con palabras suaves que agradan a la carne), según las tradiciones de los hombres, conforme a los elementos del mundo, y no según Cristo”.

 

PROVERBIO: Del latín Proverbium; pro; antes, verbium, palabra; significa: sentencia, adagio o refrán, expresados en pocas palabras. El proverbio se ha definido como una afirmación extraordinaria. Los Proverbios del Antiguo Testamento están redactados en forma poética; consistentes en dos paralelismos antitéticos, esto es, que pone en contraposición dos frases de contrario significado, ejemplo:  Proverbios 12:1-2; 10:1;14:1; 15:1; 8-9, 11;1; 3:32-35.

 

El Libro de los Proverbios contiene gran variedad de enigmas, parábolas abreviadas o condensadas; metáforas, símiles y hasta alegorías; apotegmas, o sea, dichos breves y sentenciosos; y sus dichos obscuros, Prov. 1:1-6. Los Proverbios contienen verdades morales y religiosas; máximas relativas a la prudencia  y al temor a Dios.

 

Los Proverbios están destinados a despertar la atención, estimular el espíritu de investigación y las facultades del pensamiento, de tal forma que se graven en la memoria. Proverbios sentenciosos, 2:22; 21:7; 17:20. Enigmáticos, 30:4.

 

ANTITESIS: Este vocablo procede de la palabra latina “antithesis” y ésta de palabras griegas que significan colocar una cosa contra la otra.

 

El Diccionario de la Real Academia Española nos da la siguiente definición:

 

Figura de retórica que consiste en contra-poner una frase o una palabra a otra de contrario significado. Lo malo y lo falso sirve de contraste a lo bueno y lo verdadero. Por ejemplo vemos en Deuteronomio 30:15, cuando Moisés dice: “Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal”. Tenemos aquí un contraste o antítesis doble. Ver el verso 19.

 

El Señor Jesús presenta en su Sermón de la Montaña numerosas antítesis; por ejemplo en Mateo 7:13-14 dice: “Entrad por la puerta estrecha: porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a perdición, y muchos son los que entran por ella. Porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan”. El Señor Jesús establece contraste o antítesis entre la puerta estrecha y la ancha; entre el camino angosto y el espacioso; entre los dos destinos, la vida y la destrucción; y entre los pocos y los muchos. Vea también Mateo 7:17-18, 24-27 en donde encontrará múltiples contrastes o antítesis.

 

El apóstol Pablo en Romanos 6.23 contrasta “muerte” con “vida eterna” y la “paga del pecado” con “la dádiva de Dios”. “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor Nuestro”.

 

ALEGORIA: Es una figura de retórica que generalmente consta de varias metáforas unidas. En la alegoría se emplean términos que literalmente pertenecen a una cosa, para expresar de la misma otra de sentido espiritual o comparativo. Por ejemplo, en Gálatas 4:22 dice que Abraham tuvo dos hijos, uno de la sierva, otro de la libre. Agar, que es la sierva, representa al Antiguo Pacto que se originó en el Monte Sinaí; Ismael, su hijo, que nació según la carne, representa a los Judíos que practicaban todas las leyes rituales del Antiguo Pacto. Sara, a quien Dios le hizo la promesa de concebir en su seno un hijo a la edad de noventa años, es la libre; representa a la Jerusalem de arriba, esto se refiere a la Iglesia de Dios, que ejerce todo lo relacionado al Nuevo Pacto.

 

Isaac, hijo de Sara, representa a todos los que se les hace la promesa de recibir el  Espíritu Santo y tienen la  Gracia del Señor Jesucristo, Gálatas 3:14 dice: “Para que la bendición de Abraham fuese sobre los Gentiles en Cristo Jesús; para que por la fe recibamos la promesa del Espíritu”. Y en Gálatas 4:28-29 nos dice que así como Isaac fue hijo de la promesa, también nosotros, “Así que, hermanos nosotros como Isaac somos hijos de la promesa.

 

Empero como entonces el que era engendrado según la carne, perseguía al que había nacido según el Espíritu, así también ahora”.

 

CLIMAX O GRADACION: La palabra clímax procede del latín “clímax” y éste del griego “klimax”, que significa escala. El Diccionario de la Real Academia Española nos proporciona la siguiente definición de la palabra “gradación“: Figura que consiste en juntar en el discurso palabras o frases que vayan ascendiendo de interés y de importancia, de modo que cada una de ellas exprese algo más relevante que la anterior.

 

Lo esencial es que exista avance o progreso en un párrafo, en una predicación, en un libro, etc. etc. La mayoría de los sermones bien preparados deben tener más de una gradación, para que su final sea de carácter extraordinario y la congregación quede bien satisfecha y edificada espiritualmente, habiendo saboreado una predicación o un tema bíblico que halla estallado en triunfal culminación.

 

Tenemos muchos casos de clímax o gradación en la Biblia, ejemplo, el apóstol Pablo nos dice: “Y él mismo dio unos, ciertamente apóstoles; y otros, profetas; y otros, evangelistas; y otros, pastores y doctores; Para perfección de los santos, para la obra del ministerio, para edificación del cuerpo de Cristo; Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la edad de la plenitud de Cristo” Efesios 4:11-13.

 

Otro ejemplo de clímax o gradación lo vemos en Romanos 6:20-22 en donde dice: “Porque cuando fuisteis siervos del pecado, erais libres acerca de la justicia.

 

¿Qué fruto, pues, teníais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzáis? Porque el fin de ellas es muerte.

Mas ahora, librados del pecado, y hechos siervos a Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y por fin la vida eterna”.

 

El predicador, en su plática, no vaya a descender de lo sublime a lo ridículo, o colocar al final de su discurso las frases de menor importancia, de tal manera que degrade en chascarrillos, Tito 1:10-11 nos dice: “Porque hay aún muchos contumaces, habladores de vanidades y engañadores de las almas, mayormente los que son de la circuncisión. Efesios 5:4.

 

A los cuales es preciso tapar la boca; que trastornan casas enteras; enseñando lo que no conviene, por torpe ganancia”.

 

Como Diótrefes, que amaba tener el primado y no recibía a los predicadores que mandaba Juan el Apóstol, y prohibía a quien quería recibirlos y los echaba de la Iglesia, parlando con palabras maliciosas contra ellos, 3a Juan, versos 9 y 10.

 

 SIMBOLO: El símbolo es una palabra que representa alguna cosa por medio de otra, que se considera a propósito para servir de semejanza. Por ejemplo: ¿Qué simboliza en la Biblia la palabra bestia? Simboliza poder tirano y usurpador Daniel 7:25 nos dice: “Y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del Altísimo quebrantará, y pensará en mudar los tiempos y la Ley: y entregados serán en su mano hasta tiempo, y tiempos, y el medio de un tiempo”.

 

“Oponiéndose,  y levantándose contra todo lo que se llama Dios, o que se adora; tanto que se asiente en el templo de Dios como Dios, haciéndose parecer Dios”. 2 Tesalonicenses 2:4.

 

Otro ejemplo: ¿Qué simbolizan los árboles? Cuando el Señor Jesús le preguntó a un ciego que El sanaba si veía algo; el ciego que comenzaba a ver le contesto: “Veo los hombres, pues veo que andan como árboles” Marcos 8:23-24.

 

¿Qué simbolizan los frutos de los árboles? Representan las buenas o malas obras de los hombres. Mateo 7:15-20

 

Por sus frutos los conoceréis. ¿Cógense uvas de los espinos, o higos de los abrojos?

Así todo buen árbol lleva buenos frutos; mas el árbol maleado lleva frutos malos. No puede el buen árbol llevar frutos malos, ni el árbol maleado llevar frutos buenos.

 

Todo árbol que no lleva buen fruto, córtase y échase en el  fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis.”

 

Los frutos malos de los hombres son envidia, odio, idolatría, vicios, injusticias, pleitos, iras, violencias, robos, etc. Gálatas 5:19-21.

 

Y los frutos buenos de los hombres son amor, perdón, misericordia, honestidad, bondad, fe, caridad, justicia y verdad. Como el hombre que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado. Antes en la Ley de Jehová está su delicia y en su Ley medita de día y de noche, ¿a qué es comparado?, dice el rey David: Será como árbol plantado junto a arroyos de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae, y todo lo que hace prosperará. Sal. 1:1-3.

 

Escojamos los mejores frutos, porque por sus frutos los conoceréis. El Señor Jehová nos declara qué es lo bueno. Miqueas 6:8.

 

¿Qué significa el cordero pascual? Simboliza a Cristo, así como fue inmolado el cordero de Egipto para liberar al pueblo de Israel de la esclavitud de Faraón, Cristo fue sacrificado para rescatar del pecado a todo aquel  que en El creyere (Juan 1: 29; 3:15)

 

Al símbolo se le considera también como tipo o sombra de los bienes venideros. Como el Sumo Pontífice que entraba cada año en el santuario hecho de mano, representa a Cristo, que entró en el mismo cielo para presentarse por nosotros en la presencia de Dios (Hebreos 10:1, 9:11, 24)

              

FABULA. La Fábula es una composición literaria en que por medio de una ficción alegórica  y de la representación de personas y de personificaciones de seres irracionales, se da una enseñanza. Se pueden ver algunos ejemplos en 2o. de Reyes 14:9 y Jueces 9:8-15, en donde hablan los árboles, cosa que parece absurda si se quisiera entender literalmente.

 

La Fábula tiene varias definiciones, y otra de ellas es: ficción artificiosa con que se encubre o disimula una verdad 1a. a Timoteo 1:3-4; 4:2-7.

 

La Fábula tiene, además, otra acepción y que es relación falsa, destituida de todo fundamento.

 

IRONIA. La Ironía es una figura retórica que consiste en dar a entender lo contrario de lo que se dice. Ejemplo: “Cierto pienso que en nada he sido inferior a aquellos grandes apóstoles”. “...porque en nada he sido menor que los sumos apóstoles...” 2a. Corintios 11:5; 12:11. El apóstol Pablo emplea esta figura cuando llama a los falsos predicadores como grandes apóstoles y sumos apóstoles, dando a entender al mismo tiempo que de ningún modo son tales apóstoles. Lo que quiso decir Pablo de éstos fué: “Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, transfigurándose en apóstoles de Cristo”. 2a. Corintios 11:13.

 

Esta misma figura retórica la presenta la Biblia cuando el profeta Elías en el Carmelo, dice a los sacerdotes del falso dios Baal: “Gritad en alta voz, que dios es; quizá está conversando, o tiene algún empeño, o va de camino; acaso duerme y despertará”, 1o. de Reyes 18:26, dando a entender con esto a la vez que es del todo inútil que griten porque tiene oídos y no oirá.

 

HIPERBOLE. Hipérbole, figura retórica que consiste en aumentar o disminuir excesivamente la verdad de aquello de que se habla. Ejemplo: Cuando Jehová ordena a Moisés enviar doce príncipes para observar la tierra de Canaán, al volver éstos y contar lo que habían visto, dicen: “También vimos allí gigantes... y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos”. Números 13:34, quiere decir con esto que sí eran altos, pero no para tanto.

 

Otro ejemplo semejante lo encontramos en Deuteronomio 1:25 donde dice: “Este pueblo es mayor y más alto que nosotros, las ciudades grandes y muradas hasta el cielo; y también vimos allí hijos de gigantes”. En este verso se ve que los exploradores fueron  a recorrer  la tierra  en  que  iba a entrar Israel, pero hablan exageradamente; se entiende que efectivamente eran grandes, que era una ciudad amurallada y fuerte, pero no a tal grado como la presentan.

 

PROSOPOPEYA Usase esta figura cuando se personifican las cosas inanimadas. Por ejemplo: al prorrumpir el Profeta Isaías: “Los montes y los collados levantarán canción delante de vosotros, y todos los árboles del campo darán palmadas de aplauso” Isaías 55:12; aquí se está representando a los montes y collados como personas eminentes y a los árboles como personas humildes, alabando de regocijo los unos y los otros al Redentor ante sus mensajeros.

 

Otro caso de personificación grandiosa ocurre en el Salmo 85:10-11, cuando dice: “La misericordia y la verdad se encontraron: la justicia y la paz se besaron. La verdad brotará de la tierra y la justicia mirará desde los cielos”. Por medio de esta personificación se está dando referencia a la abundancia de bendiciones propias del reinado del Mesías. La misericordia (Dios) y la verdad (Cristo) se encontraron; quiere decir que con los atributos mencionados, Dios y Cristo llevan a cabo el mismo plan; la justicia (Dios) y la paz (Cristo) se besaron; quiere decir, que están fundidos, que están enlazados para realizar e impartir tanto justicia como paz al hombre. La justicia (Dios) mirará desde los cielos, para que la justicia se realice, debe venir desde arriba, donde ve al más humilde y al más soberbio. La verdad (Cristo) brotará de la tierra. Jesús nació como hombre; es decir, brotó de la tierra. De la tierra brotó esa verdad tan sublime, pues El dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida”. Juan 14:6.

 

METONIMIA Es otra figura más de retórica que consiste en designar una cosa con el nombre de otra tomando el efecto por la causa o la causa por el efecto. Ejemplo en Lucas 16:29 dice: “Tienen a Moisés y a los profetas, oíganlos”.

 

Válese Jesús aquí de esta  figura poniendo la causa por el efecto dando a los escritos del Antiguo Testamento el nombre de Moisés y los Profetas.

 

A sí mismo, Cristo pone el efecto por la causa al decir a pedro: “Si no te lavare, no tendrán parte conmigo”. Juan 13:8. El efecto está en que Pedro se dejara lavar de Cristo por la causa de entrar en su Reino.

 

METAFORA. Figura de retórica que consiste en trasladar el sentido recto de las voces, en otro figurado, en virtud de una comparación tácita, o sea alguna semejanza entre dos objetos o hechos, caracterizando uno con lo que es propio del otro. Ejemplo:

 

Juan 15:6, “Yo soy la vid verdadera”, se caracteriza Jesús con lo que es propio y esencial de la vid; y a los discípulos: “Vosotros los pámpanos”, les caracteriza a ellos con lo que es propio de los pámpanos. “Como el pámpano no puede llevar fruto de sí mismo, si no estuviere en la vid; así los discípulos no podrían hacer obras buenas si no estuviesen en Cristo. “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos: el que está en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque sin mí nada podéis hacer. El que en mí no estuviere, será echado fuera como  mal pámpano, y se secará; y los cogen, y los echan en el fuego, y arden”.

 

Jesús se está caracterizando con la vid. La vid es una planta cuyo fruto es la uva. A los discípulos les caracteriza con los pámpanos, o sean los vástagos que, para poder dar fruto, necesitan estar adheridos en la vid. Por esta razón El Señor decía: “Porque sin mí nada podéis hacer”. Jn. 15:1-6.

 

En Juan 10:9 encontramos un cuadro más de esta figura retórica (metáfora) al decir el Señor: “Yo soy la puerta: el que por mí entrare, será salvo...” el Señor Jesús nuevamente se está caracterizando con lo que es propio de una puerta, cuya propiedad es el acceso a una habitación o a una casa; así mismo, por medio de Cristo se tiene acceso a su Reino Eterno.

 

En  Juan 14:6 encontramos a Jesús caracterizándose como el camino, pues él dice. “Yo soy el camino...”, y agrega: “El que me sigue no andará en tinieblas, mas tendrá la lumbre de la vida” Juan 8:12.

 

SINECDOQUE. Hácese uso de esta figura cuando se pone la parte por el todo o el todo por la parte. Ejemplo: El Salmista pone la parte por el todo al decir: “Mi carne posará segura” Sal. 16:9, en lugar de decir “mi cuerpo o mi ser”, que sería el todo, siendo la carne sólo parte de su ser.

 

Lo mismo se entiende al decir Cristo en Mateo 24:22 “y si aquellos días no fuesen acortados, ninguna carne sería salva”, aquí se refiere a la tribulación del pueblo de Israel que fue agobiado por el emperador Tito en el año 70 de la Era Cristiana.  Dando con esto a entender que “ninguna persona sería salva” si aquellos días no hubieran  sido disminuidos.

 

Se repite esta figura en Gálatas 2:16 cuando  Pablo expresa: “Por cuanto por las obras de la ley ninguna carne será justificada”. Quiere decir que si no hubiera venido Cristo a ser sacrificado por el pecador, los sacrificios de corderos nunca hubieran justificado al hombre que está presentado como carne en lugar de persona.

 

En 1a. de Corintios 11:26 dice “Todas las veces que bebiereis esta copa”, usase la expresión “esta copa” en lugar de decir “de esta copa”, es decir, parte de lo que hay en la copa.

 

Nuestro Señor Jesucristo al celebrar la Fiesta de la Pascua y al tomar la copa para participarles a sus discípulos, dice la Escritura: “Y tomando el vaso, y hechas gracias, les dio, diciendo: bebed de él todos”. Nótese que el Señor dice: “bebed de él todos” y  Pablo escribe a los Corintios “bebiereis esta copa”. Estas expresiones no se contradicen, únicamente que  Pablo hace uso de la sinécdoque; es decir, pone el todo (la copa) por la parte (lo que de la copa se había de tomar únicamente).

 

Usase la misma figura en las Escrituras “el todo por la parte” cuando se dice que: “Salió edicto de parte de Augusto César que toda la tierra fuese empadronada”. Lucas 2:1, queriendo decir, por supuesto, la parte de la tierra que gobernaba este Emperador.

 

Pone el todo por la parte Pablo cuando dice: “No desecho la gracia de Dios: porque si por la Ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo” Gálatas 2:21.

 

Aquí parece que la Ley de nada nos sirve. Si así fuera tendríamos que hacer caso omiso de los Escritos de Moisés y de los Diez Mandamientos, cosas muy valiosas para nuestra salvación.

 

Pablo no se podría contradecir al decirnos en otra parte: “Luego  deshacemos la Ley por la fe, en ninguna manera, antes establecemos la Ley” Romanos 3:31.

 

Por eso encontramos la Retórica en la Biblia, para comprender y entender estas aparentes contradicciones.

 

En Gálatas 2:21, que acabamos de considerar, se está refiriendo al apóstol a los sacrificios de animales que nunca podrían justificar al hombre y que Cristo vino a abolir por medio de su muerte y derramamiento de su sangre en la cruz.

 

Parafraseando el texto de Gálatas 2:21 se comprendería así: “No desecho el don que he recibido de Dios inmerecidamente: porque si por los sacrificios de animales fuese la justicia, entonces por demás está el sacrificio de Cristo”.

Pablo al hablar de la Ley no se refiere a toda, sino que se está refiriendo a  los sacrificios que vino a dirimir el Señor en su cuerpo  con su muerte. Efesios 2:14-15.

 

Dentro de las obras de la ley están los sacrificios de animales, nosotros fuimos salvos y no por éstos, sino por Cristo, como dice Efesios 2:8-9, “Porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios: No por obras, para que nadie se gloríe”.

 

Así que teniendo fe en que el sacrificio de Cristo nos salva de nuestros pecados pasados, no tendremos necesidad de llevar al templo un cordero para sacrificarlo, pues sería infructuoso. Note lo que dice Pablo en Hebreos 10:1-4.

 

Es suficiente, repito, aceptar a Cristo como nuestro Salvador y obedecer a los Mandamientos de Dios y a todas sus ordenanzas, dice el apóstol: “Así que concluimos ser el hombre justificado por la fe sin las obras de la ley”. Romanos 3:28, refiriéndose a los sacrificios de animales.

 

Otro caso en que se pone el todo por la parte es en Gálatas 3:23-24, en donde nos dice: “Empero antes que viniese la fe, estábamos guardados bajo la ley, encerrados para aquella fe que había de ser descubierta. De manera que la ley, nuestro ayo fue para llevarnos a Cristo, para que fuésemos justificados por la fe. Mas venida la fe, ya no estamos bajo ayo”.

 

Parafraseando estos textos se entenderían así: “Empero antes que viniese Cristo, estábamos bajo la práctica de sacrificios de animales, encerrados para aquella salvación que había de ser descubierta. De manera que los sacrificios de animales nuestro ayo fue para llevarnos a Cristo, para que fuésemos justificados por la fe y no por sacrificios de animales.

                                            __________

 

Esta es la iglesia que persiguió Pablo antes de ser cristiano, de la cual dice en Gálatas 1:13, “Porque ya habéis oído acerca de mi conducta otro tiempo en el judaísmo, que perseguía sobremanera la IGLESIA DE DIOS, y la destruía”.

 

Esa Iglesia, que ni en el tiempo de Cristo y sus apóstoles, haya sido incorporada al Estado, y que fue pastoreada por un equipo de obispos bien seleccionados por el Espíritu Santo, Hechos 20:28. Dice el apóstol Pablo:

 

 “Toda alma se someta a las potestades superiores; porque no hay potestad sino de Dios; y las que son de Dios son ordenadas. Así que, el que se opone a la potestad, a la ordenación de Dios resiste; y los que resisten, ellos mismos ganan condenación para sí”. Romanos 13:1-2, de estos obispos dice el apóstol Pablo en Hechos 20:28, “Por tanto mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la Iglesia del Señor, la cual ganó por su sangre”, de los  cuales dice el apóstol Pablo: “Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas...”. Hebreos 13:17.

 

Actualmente, en todo el mundo, todas las iglesias tienen sus  líderes, tienen su cabeza. La IGLESIA DE DIOS no tiene líderes, pero tiene una cabeza, la cual no es de este mundo, pues es Cristo que vino del cielo, Nicodemo le dijo al Señor Jesús: “Rabbí, sabemos que has venido de Dios por Maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tu haces, si no fuere Dios con él”” Juan 3:2. Por eso dice el apóstol Pablo de esa CABEZA: “CRISTO ES CABEZA DE LA IGLESIA; y él es el que da la salud al cuerpo”. Efesios 5:23.

 

Dice el Señor Jesús: “La paz os dejo, mi paz os doy: no como el mundo la da, yo os la doy. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo”. “Estas cosas os he hablado, para que en mi tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción: mas confiad, yo he vencido al mundo”. (Juan 14:27; 16:33)

 

 

 

Página Creada el 28 / ENE / 2006
Última Modificación: 29 / ENE / 2006